Cuando a un policía le echan del cuerpo, su primera opción es hacerse detective privado. Siempre ha sido así y, en el año 2048, sigue siéndolo. Da igual que vivas en una ciudad subterránea en la Luna con más de cien mil almas. Un brutal asesinato ha quedado sin resolver y la familia de la victima quiere encontrar al culpable. Para ello contratan a Seb Damon, un detective privado novato que acaba de salir de la cárcel tras ser expulsado de la policía.

La primera novela de Martin McCoy es una historia a medio camino entre la novela negra y la ciencia ficción. Un viaje por lo peor del ser humano en la piel de un detective diferente. Una investigación trepidante en un mundo que no existe. Todavía.