Eones después del cataclismo un antiguo Mal ha sido liberado trayendo con él oscuros augurios. En la lejana urbe de Caloris un nuevo soberano se ha alzado, sometiendo a un pueblo adormecido. Un puñado de moradores se atreverá a hacerle frente desde las sombras, siendo arrastrados en su hazaña hacia un peligro mucho mayor. Sólo una torpe aprendiz de magjistare y su anciana mentora podrán hacer frente al Portador de Muerte.

Esta obra de fantasía épica con toques de distopía es obra de la salmantina Myriam Alonso Hidalgo.