Desde siempre la vida había sido difícil para Zoe. Huérfana a los nueve años vivió un tiempo con cada una de las tres hermanas de su padre, empeorando las condiciones con cada mudanza hasta terminar en un parque de autocaravanas en Tampa. En cuanto cumplió los dieciocho se marchó a Seattle para dejar lo más lejos posible su antigua vida.

A Zoe le gusta la lluvia, su cadencia y su sensación de constante melancolía. Disfruta trabajando desde casa, que es como llama la habitación flotante que alquila, escribiendo por encargo en infinidad de blogs de distintas temáticas mientras trata de completar su libro de relatos en los ratos libres.

Tim es un diseñador de páginas web que recomienda la labor de Zoe a todo el que necesite contenido, está allí disponible para ella y hasta ha comenzado un blog sobre diseño para pedirle que escriba artículos para él. Pero Zoe parece que prefiere vivir sola. Hasta que aparece Jack y ella se enamora. Pero el que parecía ser míster perfecto guarda un par de secretos nada buenos.

Zoe deberá golpearse nuevamente para descubrir hacia dónde quiere ir y quién la acompañará en el camino. Mirando en su interior quizás encuentre la serenidad para prestar atención y descubrir lo que dice la lluvia.

lluvia04